La HISTORIA DE MAYA

La Maya es un mito presente en casi todas las culturas. En Occidente siempre se refirió al renacer primaveral. En Oriente, a la ilusión, al velo que hay que rasgar para llegar a la Verdad. 

En Venecia, La Maya era sólo un abandonado velero de los 60, muy unido a la historia de la ciudad, cuya vela ya estaba rasgada: acabaría demolido como la mayoría de las embarcaciones artesanales, primitivo pilar cultural.

Salvo que… alguien quisiera devolverle una segunda vida alegre en clave de amor (y humor).

Y es que cuando la artista Irene García-Inés llega para participar en la Bienal de Arte (2011), descubre tal hundimiento de la idiosincrasia cultural veneciana, y tal desconexión de la feria de arte público con esas realidades de quienes la financian, que no duda en buscar una plataforma flotante sobre la que dar representación artística a Venecia y sus problemáticas. Compra la Maya por 600€ para acceder a la Bienal como un caballo de Troya.

Lo que no esperaba era que los vecinos se pusieran manos a la obra para ayudar a restaurar el barco y transformarlo en ese pabellón pirata.

A partir de ahí la estela de Maya reúne de manera casi mágica un mosaico de protagonistas, artes, oficios, tesoros y hechos de la historia popular veneciana que la acaban convirtiendo en todo un laboratorio de arte y debate sobre la comunidades local, su hábitat y su patrimonio.

Y como tantos otros lugares del mundo se ven afectados por los mismos fenómenos actuales que Venecia, Maya itinera ahora a ellos con la misión de ayudar a reflotar su esencia y recuperar así nuestra soberanía cultural mediterránea.

¿Te gustaría hacer lo que te de La Maya en nuestro velero?

Pasea en La Maya

Sesión de fotos en La  Maya

 

Escucha la historia de 

La Maya en 1ª persona 

Cásate en La Maya